Choose your language
A Member of
KNAPP Group
Menú

Transporte de bolsas

Es controlada a través del chip RFID del adaptador de rodillos, del cual se cuelga. La bolsa propiamente dicha es de tejido de poliéster y está reforzada en su parte inferior por una placa de plástico. El marco de acero inoxidable cumple una doble función: le otorga la forma a la bolsa y además origina una abertura grande al levantarse el mismo en los puestos de entrega.

Un flujo de trabajo sencillo y seguro desde la entrega hasta la estación de embalaje – Los operarios en la estación de entrega extraen las piezas individuales de los contenedores o de las cajas puestas a disposición, las pasan manualmente por el escáner y las arrojan en una gaveta. Ahora la mercancía se encuentra en una bolsa, siempre una sola pieza respectivamente. Desde este momento todos los pasos se ejecutan de manera automática, p.ej. la acumulación o la clasificación de secuencias de varias etapas.

La mercancía se presenta en los puestos de embalaje, después de esta clasificación, de manera pura por pedido y en la secuencia predeterminada. Los monitores muestran informaciones adicionales, p.ej. el número de piezas en el pedido, el tipo de embalaje o hasta las fotos ilustrativas de las piezas a ser embaladas. Los operarios extraen la mercancía de las bolsas y la embalan de acuerdo a los pedidos de los clientes.

Dado que los sistemas con bolsas utilizan los mismos componentes que los sistemas adaptadores de rodillos, este concepto se adecúa perfectamente para consolidar automáticamente la mercancía colgada y doblada en un mismo pedido del cliente.